FELIZ CUMPLEAÑOS

Fue una noche algo insólita, no sabría decir a ciertas si dormí las 8 horas o sino, la verdad es que ni sentí el descanso. Al amanecer, por inercia pongo mis pies en el suelo,_carajo, que esta frió_, pero mejor, siempre me da la sensación que estoy viva para el nuevo día.

Me toca enfrentar este mundo controvertido y difícil , pero así y todo doy gracias a dios todas las mañanas por despertar con vida y salud, porque en lo más profundo, pero muy profundo de mi ser, se que Dios me tiene predestinado algo muy especial, todavía seguiré esperando que llegue ese momento, mientras tanto seguiré buscando y disfrutando los pequeños instantes de la vida que me proporcionan alegría y placer.
Bueno, dejemos tanto sentimentalismo, es hora de salir andando. Una ducha y tres horas en el armario para saber que me pondré, todo me queda horrible. Al final termino poniéndome lo que menos me imagine.

La parada del autobús queda lejos, pero me beneficia un poco de ejercicio matutino, el cual siempre me propongo y no cumplo.
Llega el bus, increíble, primera vez que lo veo tan lleno de personas, se abre la puerta y ahí esta él, todas las mañana contemplo su silueta y me pregunto cuando tendré la oportunidad de intercambiar palabras con ese desconocido ser, que me hace soñar todos los días. Esta vez intercambia sonrisas con su amigo, me quedo estupefacta, paralizada observado su esplendida sonrisa y sus encantadores gestos, mientras, el autobús comienza a moverse y se va, de un gran salto, su amigo se baja del el, y con señas me indica que lo siga, estoy muy confundida, ¿que hago?, me quedo a esperar el otro autobús o obedezco las señales de su amigo?.

De tan indecisa, no agarro el bus, y automáticamente me acerco al extraño chico, siento la sensación de conocerlo de toda la vida, _cosas del destino_pensé. Él se me acerca y me invita a un paseo, su mirada y su sonrisa derrumba el muro que siempre construyo ante las personas y me saca del abstracto mundo al que me refugio para no tener que sufrir ni decidir por cosas que desconozco.
Monto en la moto, paseamos por toda la ciudad, me lleva a sus lugares favoritos, todos lo felicitan, es su cumpleaños, el respondía,_es el día más feliz de mi vida_
Fue un día insólito y bello, estaba captando mal las señales, lo que me tenía predestinado Dios, no era aquel chico de cuentos de príncipe, era su amigo, con aires de aventurero romántico y maravillosa persona.
Todas las mañanas para ir al trabajo me monto en la moto.
Muchas gracias, Dios

Sin ser lo que buscaba, termino siendo lo que mi corazón necesitaba.

autora: Ariagny

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s